Miraron equí

30 oct. 2015

SEÑALDÁ DE WALDEN

El remediu
Daniel García Granda
Madrid, Ruleta Rusa Ediciones, 2015



     Al cabu de tres años dende la so anterior entrega, l’interesante “Poemes del últimu salvaxe” (2012), el polesu Daniel García Granda regresa a la poesía de nuevu n’asturianu col llibru que fai’l númberu seis, depués de que los cuatro primeros los escribiera en castellanu. “El remediu” del títulu pue ser un nome propiu, el del llugarín del conceyu Nava, o lo que’l diccionariu define como «manera d’iguar un problema». En realidá da la impresión de que se trata de les dos coses a la vez: El Remediu como remediu. La primer sorpresa topámosla al ver que los trenta y nueve poemes del llibru nun lleven el títulu enriba: figura nel índiz que zarra’l volume. ¿Un error d’edición? Terminamos concluyendo que non, que ye la manera de facenos saber que tamos delantre d’un textu unitariu, un llargu poema que l’autor secuencia en trenta y nueve partes de variada extensión y intención.

Daniel García Granda

     El figurativismu vitalista de la entrega anterior, que volvía la vista a una infancia rural lluminosa y memorable, da pasu agora a una poesía más escura, irracionalista en bona parte de los textos, que reflesiona a ráfagues sobre l’absurdu de la sociedá moderna, tecnolóxica y violenta, economicista, frente a la «belleza» que s’aldovina nuna naturaleza que yá nun ye selvaxe, pero na que tovía se pue «coyer aliendu». La cita de Henry David Thoreau al frente del llibru («esperen, mui bien dispuestos, a qu’otros puedan remediar el mal») da una pista de la filosofía qu’impregna la obra. Thoreau (1817-1862), l’agrimensor trescendentalista americanu, autor de “La desobediencia civil” (d’onde sal la cita), pasó dos años viviendo nuna cabaña al pie d’un llagu, esperiencia que-y valió pa escribir “Walden”, un ensayu que defende la vida llibre y selvaxe. Nesa filosofía inspírase García Granda, faciendo del Remediu’l so Walden particular: «Entós vomitó una caleya dende Walden a El Remediu», escribe nun poema, y esi camín que traza dende’l llagu americanu al llugar navetu necesitó dalguna renuncia: «les pantalles apagáronse, encendiéronse / les sebes».

     Pela mesma caleya que llega Thoreau aporta tamién Yeats, la otra gran presencia del llibru. García Granda aprovecha dalgunos versos del irlandés, cambiando Innesfree pol Remediu, pa dar cuenta d’una naturaleza que los dos identifiquen cola llibertá. Sicasí, nun idealiza’l mediu, quiciabes porque sabe topar la guapura na so degradación: «Ta too tan podre y ta too tan / guapo...». Esa atención a la naturaleza nun lu fai desdexar la esmolición social; hai un poema sobre la marcha negra a Madrid de los mineros asturianos (sentíu, pero menos llograo), referencies a los mártires del islam, a la negación del gritu de victoria («bosa, bosa») de los que salten la valla, una escuela en Rafah que visiten los misiles... Tampoco falta la tenrura, como nos poemes dedicaos a Celia. El llibru camina a base de xuegos de palabres y guapes contraposiciones ente lo cotidiano y lo que nos vienden como importante: la bolsa que baxa’l pá enllena de cebolles frente a la bolsa que sube en Tokio, nel poema central del llibru. Yá sabemos lo que nos pasa, el diagnósticu de la sociedá na que vivimos ta fechu: parálisis, cobicia, cobardía, irracionalidá xuncida al xugu. García permítenos escoyer nel remate del llibru: «Agora sólo queda / trancase tres la portiella o salir / a bramar. / Quita-y broza a la valentía. / Dir a buscar ente díes / el remediu».

25 oct. 2015

BILBO BOLSONA FALA ASTURIANU

El Hobbit n’asturianu
J. R. R. Tolkien
Torna al Asturianu de Miguel Gallego Gómez
Xixón, Terrier, 2014



     Philip Larkin, el poeta inglés, y Kingsley Amis, el novelista, padre de Martin Amis, foron discípulos de Tolkien n’Oxford. El so testimoniu nun dexa nada bien paráu como enseñante d’anglosaxón (especialista nel Beowulf) al creador del Hobbit y compañía: un profesor que falaba mui baxo y de manera incoherente, al que nun se-y entendía nada, qu’apuntaba na pizarra les palabres destacaes ensin apartase nunca de dalantre, y que les borraba enantes de que los alumnos llegaran a lleeles. Ello nun impidió que se dedicara tola vida a la enseñanza, xera que compatibilizó cola creación de la Tierra Media y les histories que pasen nella, amás de formar parte d’Inklings, un grupu masculinu de debate lliterariu nel que coincidió, ente otros, con C. S. Lewis, l’autor de les cróniques de Narnia, y con R. L. Green, editor del diariu de Lewis Carroll.

Dellos miembros d’Inklings

     Si de la creación n’asturianu yá falaba dacuando Aurora Luque sobre la oportunidá que nos regalaba esta llingua de dicilo too de nuevo, cola traducción ocurre lo mesmo, anque cásique siempre un poco más tarde que’l restu de llingües de la redolada. Cuando la moda fantástica remitía en favor d’otru tipu de xuegos, llegaba a les llibreríes esta traducción d’El Hobbit que nos permitió, dende les referencies llingüístiques asturianes, regresar a esi mundu de hobbits, elfos, magos, orcos, nanios y cuélebres, si ye qu’un cuélebre ye lo mesmo qu’un dragón. El traductor, Miguel Gallego, del que nun conozo nenguna otra obra propia o traducida, fai un trabayu correctu, adaptando los nomes y los poemes al asturianu, pero dexando a la vista la manera reiterativa d’escribir de Tolkien, esa «prosa probe» a la que se refirió’l xuráu de los premios Nobel cuando refugaron dá-ylu. A veces al testu asturianu nótase-y dalgo’l sustratu castellanu (usu innecesariu de posesivos, dalgunos «se» que sobren...), tan sutil qu’a la mayoría de los llectores, tamién castellanizaos, ha pasa-yos desapercibíu.

J. R. R. Tolkien


     John Ronald Reuel Tolkien nació en Bloemfontein, entós Estáu Llibre d’Orange (güei Sudáfrica), en 1892. Muerre en 1973. Participó na I Guerra Mundial. Hacia 1917, convaleciente de la fiebre de les trincheres, empezó a trabayar nes histories que lu fairían ún de los escritores más influyentes del sieglu XX, de primeres como destacáu autor de fantasía medievalizante, más tarde como un precursor del ecoloxismu al que veneraron los primeros hippies, y de va poco tiempu p’acá como creador de los mundos imaxinarios que recreó pa nós el cine de Hollywood ensin aforrar detalle, con tola mercadotecnia que lleva arreyada. El primer llibru que publicó Tolkien de tola saga foi esti qu’agora s’ofrez n’asturianu, El Hobbit, la historia de cómo Bilbo Bolsona se suma a la compañía que formen el Magu Gandalf y trece nanios pa robar el tesoru del cuélebre Smaug el Maxestuosu. Ye una obra infantil, escrita ensin pretender que se publicara, solo pa entretenimientu de los más pequeños de la so familia. Editada en 1937, l’éxitu que llogró fexo que la editorial-y pidiera una continuación: los tres tomos d’El Señor de los Aniellos, publicaos ente 1954 y 1955. A pesar d’esi carácter infantil, o quiciabes por eso, El Hobbitt resulta más lleíble que la triloxía, una obra que se detién pordemás en descripciones llingüístiques o xenealóxiques o n’esplicar cómo ye’l mundu de la Tierra Media.    
       
Miguel Gallego, el traductor

23 oct. 2015

COCINA LEXICOGRÁFICA

Esbozo del Diccionario de bable del centro y oriente de Asturias de José García Peláez «Pepín de Pría»
Beatriz Hernán-Gómez Prieto
Uviéu, Academia de la Llingua Asturiana, 2015



     Poco sabemos del camín que siguió'l trabayu lexicográficu de Xosé García Peláez «Pepín de Pría» desque muerre en 1928. Vicente Pedregal desaminó los papeles del autor na casa familiar y da cuenta del diccionariu en 1929: «terminado de componer el 14 de abril de 1925, está concentrado en 474 cuartillas de tamaño grande y letra meduda». El periodista Adeflor asegura dos años más tarde que la Diputación lu tien nes manes y afálala a publicalu; a partir d'entós nun hai noticies nueves sobre'l paraderu d'esta obra. Hastasagora, cuando Beatriz Hernán-Gómez Prieto, profesora de la Universidá de Milán y bisnieta del de Pría, confirma la venta d'aquel manuscritu pola vilba del poeta y ofrez esti Esbozo del Diccionario de bable del centro y oriente de Asturias de José García Peláez «Pepín de Pría», una parte de los materiales remanaos por García pa la elaboración del so diccionariu. Sabíamos que se mandara de los trabayos de Laverde, de Rato y de Llano (él mesmu lo señalaba nel manuscritu depués del títulu, como indica Pedregal) y lo que podemos ver agora son les anotaciones que diba faciendo nun exemplar del diccionariu d'Apolinar de Rato publicáu en Madrid en 1891.

Pepín de Pría en Nueva
     Hernán-Gómez pon en relación esti llabor de García Peláez colos trabayos entamaos pola fugaz Real Academia Asturiana d'Artes y Lletres de 1919, de la que yera fundador y miembru. La editora trescribe íntegru'l trabayu de Rato, ocupándose d'esmarañar los apuntes manuscritos de Pepín de Pría, interpolando estes entraes ente les impreses: 1.769 nueves y 331 intervenciones nes de Rato. Na documentada introducción estudia los distintos tipos d'anotaciones y dedica un apartáu a les fales xergales, la xíriga y el bron, que Pepín de Pría indica nesti exemplar con una marca específica, y de les que parez que nun s'ocupa nel trabayu definitivu, dexando elaborada una recopilación aparte de 312 palabres de la xíriga tamién en paraderu desconocíu.

Beatriz Hernán-Gómez

     Na edición, Hernán-Gómez anota nun llabor minuciosu y útil los significaos propuestos por García Peláez basándose na información del Diccionariu de la Academia de la Llingua Asturiana (DALLA) o nel Diccionario General de la Lengua Asturiana (DGLA) de García Arias. La consulta del otru gran diccionariu del que disponemos, l'Asturianu-Castellanu de Sánchez Vicente, más atentu qu'aquellos al léxicu de la lliteratura, diba sirvi-y pa esclariar dalgunes llectures y significaos. Asina, l'«aflentu» «non documentáu» de la páxina 61 permitiría-y interpretalu como «afleutu», de llarga tradición lliteraria (Pachín de Melás, el propiu Pepín de Pría...) y que figura nel de Sánchez Vicente. Per otra parte, baxo la voz «umeru», depués de dar la correspondiente palabra castellana «Aliso», Pepín de Pría anota: «Balada El Rey de los alisos, Goethe - Ley. de la p. 287». Ye seguro una referencia a la traducción que L. Aquarone fexo de Goethe en 1921 (publicada en París por Garnier), Fausto y el segundo Fausto seguidos de una colección de poesías alemanas, onde figura (páxina 287) una versión d'«El rey de los alisos». Fernán-Coronas tamién tien traducío esti poema al asturianu, el «Der Erlkönig» orixinal, como «El rey de los humeiros». Esa anotación fai qu'echemos a volar la imaxinación: quién sabe si nun sería Pepín de Pría quien animó a Fernán-Coronas a traducir poesía del alemán, un llabor qu'ocupó al de Cadavéu na segunda mitá de los años venti, coincidiendo cola correspondencia que mantuvieron. D'ella son muestra les dos cartes d'estos autores recoyíes n'apéndiz nesti volume (la de Pría, borrador), mui interesantes na midida en que permiten saber daqué más de la cocina lexicográfica de los nuesos clásicos, una de les asignatures pendientes de la llingüística asturiana.

20 oct. 2015

ATRÉVITE A SABER

Varia asturlleonesa n'homenaxe a José A. Martínez
Edición de Ramón d'Andrés, Taresa Lorences y Juan Carlos Villaverde
Uviéu, Trabe, 2015

José Antonio Martínez

     José Antonio Martínez, Catedráticu de Llingua Española na Universidá d'Uviéu, dexa l'actividá docente depués de cuarenta años de maxisteriu. Los compañeros d'esti asturianu d'Armellada d'Órbigu (Llión) ufiérten-y, con eso, dos publicaciones d'homenaxe. Los estudios gramaticales queden reuníos nel volume Studium Gramaticæ. El Seminariu de Filoloxía Asturiana de la universidá asturiana ofrez-y otru, Varia asturlleonesa, tirada aparte del númberu 14 de la Revista de Filoloxía Asturiana, onde se xunten dellos estudios que tienen como obxetu l'asturianu d'entrambos llaos del cordal, aspectos relacionaos con esta llingua o la so lliteratura. Hai, sicasí, una bien interesante escepción, el documentáu y amenu trabayu que zarra’l volume y que firma Clara Ilham Álvarez sobre Muñoz de la Presa, un renegáu palentinu nel Túnez otomanu del sieglu XVIII. Si la figura del cautivu en tierra de moros ta mui viva na lliteratura moderna del ámbitu mediterraniu (toi pensando na narrativa de Baltasar Porcel), ye un tema qu’al noroeste peninsular parez queda-y lloñe. Álvarez Dopico rescata la historia de quien llegó a tener un cargu importante na corte beilical de Túnez, pero apunta otros datos curiosos: les males relaciones ente distintes órdenes relixoses, el sincretismu de los que cambiaben de fe o los casos de los marineros de Xixón, Llanes o Cuideiru que tuvieron cautivos n’Arxel depués de que los corsarios los prindaren.

     María Jesús Villaverde edita exemplarmente la obra «Origen de los maragatos» del fraile benedictín Martín Sarmiento, nunca vuelta a imprimir desde 1787 y que se conserva manuscrita na Biblioteca de la Universidá asturiana. Hai trabayos llingüísticos de Pilar García Moutón y Rosabel San Segundo (estudien la negación nos datos asturianos del ALPI), de Taresa Fernández Lorences (sobre la posición de los pronomes n’asturianu), de Xulio Viejo (cantidá vocálica), de Ramón d’Andrés (interferencies y ultracorrecciones ente l’asturianu y el castellanu); Ramiro Javier Barcia fala del artículu neutru en gallego-asturianu. Si María Cueto fai una interesante aproximación a la variación llingüística de los falantes na zona oriental d’Asturies, Fernando Álvarez-Balbuena centra’l so trabayu na frontera ente l’asturllionés y el gallegoportugués a partir de la fala de Fernidiellu, en conceyu Forniella, Llión. Juan Carlos Villaverde publica una erudita nota sobre la /n/ velar n’asturianu y les interpretaciones etimolóxiques del topónimu Cuadonga nel sieglu XVIII. Javier San Julián, quiciabes l’últimu discípulu de Martínez, firma «La impronta del funcionalismo en los estudios lingüísticos del asturiano», a la vez resume de les característiques d’esta escuela y breve repás del sieglu y mediu que llevamos d’estudios sobre l’asturianu, pa terminar observando hasta los nuesos díes l’aplicación práctica (o non) de la teoría funcionalista a partir del trabayu de Josefina Martínez de 1967.

     De lo lliterario ocúpase Xuan Busto con un estudiu sobre la doble autoría de la Xudit, como tolos d'él enllén d’investigación, erudición y criteriu: apurre munchos datos inéditos sobre González Villar, apunta y defende a Pedro José Pidal como posible autor de la Xudit anónima que publica Caveda en 1839. Busto declárase siguidor de la principal enseñanza de José Antonio Martínez, a quien rinden homenaxe estos trabayos: el sapere aude horacianu, l’atrévite a saber, un bon lema pa quien, como esti catedráticu que suma claridá espositiva a una intelixencia privilexada, supo tresmitir conocimientu y sencia dientro y fuera de les aules.


2 oct. 2015

DE PREMIOS Y PREMIAOS

Según cumple’l día
Xuan Santori
Premiu “Elvira Castañón” 2008
Uviéu, Trabe, 2015


     Nun ye la dotación económica la que da prestixu a un premiu lliterariu. Ye la traxectoria, la solvencia de los xuraos, l’atención que los organizadores empresten a les obres premiaes, el curiáu que ponen na so edición... El premiu que llevaba’l nome de la escritora de Caborana Elvira Castañón (1922-1989) convocólu l’Ayuntamientu d’Ayer dende 1991 pa llibros de poesía n’español, per un llau, y n’asturianu per otru. Yera, xunto col «Teodoro Cuesta» de Mieres, el más antigu de los que permitíen la participación de llibros n’asturianu. Sicasí, la traxectoria ente ún y otru nun podía estremase más, y non porque l’«Elvira Castañón» se convocara con menor cuantía económica: lo que desameritaba nél yera’l desdexamientu nel que l’Ayuntamientu dexaba los llibros que premiaba, que namás se publicaben por iniciativa del autor (munches veces ensin citar que tenía premiu cuando non depués de recibir dalgún otru) o porque dalguna editorial s’interesaba. ¿Tán publicaos los llibros premiaos de Marisa López Diz (2000), Carlos Pitcairn (2003), Ana Gayol (2005), Sergio Gutiérrez Camblor (2006) o Rafael Rodríguez Valdés (2008)?
       Esti premiu dexó de convocase en 2012, víctima d’una crisis especialmente dura pa los asuntos culturales, anque ye posible que tuviera sentenciáu primero por esi abandonu nel que quedaben los llibros; lo más importante d’un premiu ye consiguir que s’edite y que pueda llegar al llector. La publicación de dalgunes de les obres ganadores d’años atrás fain qu’esti concursu aparente siguir vivu. Aquella xente nunca sabía au llevaben les carreteres xunta les que vivíen foi la obra d’Héctor Pérez Iglesias ganadora en 2009 (publicada en 2011), mientres que Los poemes del oriental, de José Ángel Gayol, ganadora en 2010, publicóse en 2013. Agora llega Según cumple’l día, de Xuan Santori, la obra que recibió’l premiu «Elvira Castañón» de 2007 (anque nel llibru figure como ganadora de la convocatoria del 2008).

Xuan Santori


        Esti cuartu llibru de poesía de Santori (Uviéu, 1968), que llega once años depués del últimu (Bis a bis, 2004), diba titulase inicialmente Templanza, una de les cuatro virtúes cardinales, a la que se refier el poema «Abandonu de la templanza». Los dieciocho poemes que componen esta entrega, dalgo curtia y bien interesante, tán dividíos en dos bloques; los diez primeros pueden ponese en relación cola creación poética anterior d’esti autor, una poesía que fala en primera persona y qu’echa al mundu una mirada equilibrada, atenta a la experiencia lliteraria y a la proxección autobiográfica. La de Xuan Santori nesta parte ye una poesía qu’establez un diálogu sobre lo cotidiano, procurando sacar una llección de lo vivío. Nel segundu bloque, esos ocho poemes que s’agrupen baxo’l títulu xenéricu d’«Historia social», el yo dexa pasu al nosotros pa trazar un retratu atemporal nel que s’oin otres voces, dacuando iróniques, dacuando directamente cómiques, qu’abren caminos nuevos ente nós, mui daos a cantar el desencantu y la perda. Santori celebra la vida anque fale de la muerte, y con esti llibru breve, axustáu, consigue que nos reconciliemos con un premiu, l’«Elvira Castañón», qu’ameritaba mayor atención, meyor suerte y siguir vivu.

[Publicao en «Cultura», suplementu de La Nueva España, el día 3 d'ochobre de 2015]