Miraron equí

19 ene. 2016

ACTA DE LA VIDA


 



Chicolate espeso
Esther Prieto
Prólogu d'Inaciu Iglesias
Uviéu, Trabe, 2015

     L'aventura editorial del selmanariu Les Noticies, publicáu íntegramente n'asturianu ente 1996 y 2012, contribuyó de manera eficaz a fixar l'estandar asturianu, esa llingua media o neutra que yera la gran esmolición d'una parte del asturianismu lliterariu pelos años ochenta y noventa del sieglu XX como respuesta harmonizadora a les teoríes de los munchos bables. Naquelles páxines escribió bona parte de lo más destacao de les lletres asturianes, dacuando como redactores y otres veces como columnistes: Xuan Bello, Pablo Antón Marín Estrada, Berta Piñán, Sixto Cortina, José Luis Piquero, Martín López Vega, Marta Mori, Vanessa Gutiérrez, Milio Rodríguez Cueto, Henrique Facuriella y un llargu etcétera. Esther Prieto (Arenas de Cabrales, 1960), poeta de referencia con dos llibros publicaos indispensables (Edá de la memoria, 1992, y La mala suerte, 2000), colaboró como articulista en dos etapes distintes, de finales de los noventa a 2002 y nos tres últimos años del periódicu. 
Esther Prieto

     Una selección d'aquellos artículos breves y directos, que caminaben de lo particular a lo xeneral en menos de doscientes palabres, ye lo que recueye agora esta publicación de Trabe, la editorial qu'ella mesma codirixe. La llectura de Chicolate espeso permite, d'un llau, establecer un diálogu cola autora, que vacia nestos testos los sos esmuelgos cotidianos. Asina, equí queden apuntaes les llectures que fai (César Vallejo, Cristina Peri Rossi, Crista Wolf, Daniel Pennac, una reflesión sobre la traducción de Palacio Valdés al asturianu que da sentíu a la novela más conocida d'esti autor...), les noticies que la conmueven, los asuntos políticos que la movilicen, lo que la enfada... Hai sitiu pal asturianismu, esa preocupación recurrente a la que tanto-y cuesta echar una mirada positiva al mundu; queda reflexada tamién la militancia feminista como parte d'AFA, la histórica Asociación Feminista Asturiana; l'autora declárase muyer d'esquierda plenamente consciente del sitiu qu'ocupa en mundu una fía de la emigración económica a la Europa nel desarrollismu de posguerra; asoma la televisión o el cine, descúbrese la llectora de periódicos, la persona atenta a les noticies que marquen el nuesu tiempu.
     Porque, d'otru llau, la llectura d'esti llibru, que recueye los artículos nel orde cronolóxicu nel que se publicaron, permite que refresquemos la memoria y observemos cómo siguimos dando vueltes a los mesmos asuntos que nos ocupaben hai diez o quince años: lo público, la crisis económica, la igualdá ente homes y muyeres, la corrupción, la violencia de xéneru, la reivindicación llingüística, la obstinación de la igresia por regular aspectos más carnales qu'espirituales... Pero si hai un tema recurrente nesti llibru ye'l palestinu. Prieto, vinculada familiarmente con esi pueblu, narró en 2001 la so peripecia na novela Güelu Ismail (premiu Xosefa Xovellanos). Xunida sentimentalmente a la suerte d'esta xente que sufre como naide la xeopolítica del mundu, militante propalestina, va dando amarga cuenta de les novedaes qu'ocurren n'Oriente Mediu: la colonización polos israelís de tierres que nun-yos correspuenden, la intifida, los desplazamientos, Sabra y Chatila, Naplusa... Cachinos d'historia, dacuando a munchos kilómetros d'onde se tomen les decisiones y se sufren les consecuencies, otros que suceden al nuesu llau, de los qu'Esther Prieto va llevantando acta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario