Miraron equí

18 sept. 2012

LA VOZ DE LA TIERRA


Queixas, conxuros ya poemas gráficos d’un tiempu que foi
Naciu ’i Riguilón
Edición bilingüe asturiana y castellana
Uviéu, Trabe, 2012

     Aprovecha Naciu ’i Riguilón (Mual, Cangas del Narcea, 1962) los títulos de los tres llibros diferentes que formen esta entrega pa componer, sumando, el del volume nel que los publica agora Trabe nuna edición mui curiada y oportuna. Na solapa avísennos de que tamos delantre de la poesía completa d’esti activista cultural, aficionáu a los estudios etnográficos y, a lo menos nuna etapa de la so vida, un dibuxante mui estimable, anque desconozo si sigue cultivando esta faceta artística. Suel dicir la crítica, mui gráficamente, que la poesía asturiana de los años ochenta punxo esta lliteratura n’hora pel meridianu de la poesía peninsular, pero cuando se diz suelen dexase de llau propuestes poétiques daquella en marcha, como esta de la que falamos equí, que se movía entós y agora a contracorriente.
     L’impulsu creativu de Naciu ’i Riguilón («Naciu de casa Riguilón» quier dicir el so alcuñu) naz de la idea de perda, cuando’l poeta se da cuenta de que’l mundu nel que vivió hasta la so xuventú, na alta montaña canguesa, ta condenáu a desaparecer. «Queixas ya conxuros», la primer parte, empieza siendo una llamada d’atención a los sos paisanos (“Cúmu despertavos/ la concencia”), énte’l fechu constatable de que toa esa cultura, arreyada a les palabres que conformen el llinguaxe del poeta, camina hacia la desaparición. Na so ayuda invoca a un personaxe míticu, el bardu Xalabam (que toma emprestáu de la poesía de Roberto González-Quevedo), pa que dea vida a esos pueblos qu’esmorecen, los que conformen el territoriu tamién míticu de Pesicia, la tierra onde se fala asturianu occidental.
     Los «Poemas gráficos» son un conxuntu de 55 dibuxos de llinia clara, esquemáticos, que representen homes y muyeres moviéndose de manera expresiva. Básta-y el trazu que marca’l contornu pa captar l’estáu d’ánimu de cada figura, nuna obra personal y llamativa. Dalgunos d’estos dibuxos aparecieron en 1987 ilustrando’l númberu 3 (especial nueva narrativa asturiana) de la revista Adréi
     La tercer parte del llibru, «D’un tiempu que foi», abandona con cierta resignación la llamada angustiosa de la primera pa facer una propuesta más intimista, celebrando l’amor y los recuerdos, anque ensin dexar de compartir l’escenariu de «Queixas ya conxuros». Hai dalgo na poesía de Naciu ’i Riguilón que recuerda la cenciellez creativa del primer Uxío Novoneyra, el poeta gallegu del Caurel: la busca de la pureza de les palabres, l’aprehensión de les coses con solo nomales, l’austeridá expresiva... Lo que los separa ye la importancia que da Riguilón al paisanaxe frente al paisaxe del gallegu: el sentimientu cósmicu y telúricu col que Novoneyra interpreta’l so mundu nun tien sentíu, na obra del asturianu, si se prescinde del ser humanu que da voz a les palabres de la tierra.



No hay comentarios:

Publicar un comentario