Miraron equí

19 abr. 2013

NUEVA MIRADA ASTURIANA A CARVER


Un corte de pelo
Raymond Carver
Traducción y selección de Pablo Texón Castañón
Xixón, Suburbia, 2013

     

     ¿Qué rara vinculación tien l’escritor norteamericanu Raymond Carver (1938-1988) con Asturies? Nun hai noticia de que tuviera conocimientu de la existencia d’esta tierra, pero una curiosa casualidá fai que los principales traductores de la so poesía nel nuesu ámbitu seyan asturianos. Mariano Antolín Rato, el primeru, dio a conocer yá en 1990 (Bajo una luz marina) una antoloxía d’esta obra poética traducida al español, en Visor. Más cerca de nós, en 2006, ye Jaime Priede quien ofrez la poesía reunida del poeta d’Oregón baxo’l títulu Todos nosotros, con prólogu de Tess Gallagher y edición de Bartleby. El poeta Pablo Texón empezó traduciendo al asturianu, pal númberu 3 de la revista Campo de los Patos, dellos poemes de Carver, pero, como diz nel prólogu, “esi llabor fo tan gratificante y la cantidá de testos escoyíos tan ruina que quedé cola gana de siguir y ampliar el corpus escoyío”. Aquellos nueve poemes iniciales pasen a ser diecisiete nesta antoloxía, Un corte de pelo, una amuesa curtia que l’antólogu reconoz fecha más “col cuchiellu corón del llector apasionáu que col bisturí del críticu lliterariu”.
     Carver ye un reconocíu cuentista, un autor imprescindible a la d’entender la narrativa americana de los años setenta y ochenta. El so realismu, capaz de poner el focu d’atención na cotidianidá de les vides anónimes, y de sacar d’ehí retratos apasionantes, profundamente humanos, tuvo una notable influencia na lliteratura occidental posterior. Ye verdá que la so poesía nun algamó tanta sonadía, pero en nengún momentu desamerita del llabor narrativu y va ganando adeptos. Nun foi un narrador qu’escribiera versos ocasionalmente. Dende 1954, cuando yera un adolescente, escribió poesía con constancia, y na última década de la so vida (a partir del momentu en que conoz a Gallagher) con especial dedicación, revisando tamién la obra anterior. Poeta confesional, la poesía sírve-y pa facer el retratu de lo so peripecia personal y intelectual cola mesma mezcla d’inocencia, agudeza y perspicacia que ponía nos sos relatos cuando s’ocupaba de les vides ayenes, y col mesmu recursu técnicu de dexar en bien d’ocasiones los finales abiertos, suspendíos nel aire, precisando que los complete’l receptor. La so poesía duel, si exceptuamos aquellos poemes que celebren l’atopada con Tess Gallagher.
     El trabayu de Pablo Texón como traductor al asturianu ye impecable, esbillando textos de los distintos llibros de Carver. Enfréntase a estos poemes como si fueren propios, hasta’l puntu de qu’ofrez, na nota que coloca al frente del volume, más esplicaciones de lo que supón pa él la so traducción (y de les razones que lu lleven a dedicar les sos versiones a distintos amigos) qu’una aproximación a la obra del americanu. Y la verdá ye qu’echamos de menos nesta antoloxía dos coses: más poemes traducíos, y que Pablo Texón reflexionara, cola lucidez y intuición a les que nos tien avezaos, sobre la obra poética de Raymond Carver. que noso  Como poeta ye verd Bl, emes que celebren la c, na parte de la lliteratura occidental posterior. Como poeta ye verd Bl

2 comentarios:

  1. Antón: olvídeste d'un datu guapu. Enantes que Mariano Antolín Rato al español traduciera yo un cuentu de Carver al asturiano p'Adréi. "Gordu" se llamaba, creo recordar. Que yo sepa, ye la primer traducción d'un testu de Carver a una llingua española (yo facía la mio versión del portugués). Xuan Bello

    ResponderEliminar
  2. En 1989, ye verdá, Xuan. Tenía esi datu esqueicíu. Gracies, yera un cuentu bien guapu publicáu al añu de morrer Carver, y como homenaxe. Tomo nota. Un abrazu.

    ResponderEliminar