Miraron equí

2 sept. 2015

LA ESENCIA DEL MUNDU

Las cosas que me gustan
Xuan Bello
Traducción de José Luis Piquero
Zaragoza, Xordica, 2015


     Dalguna vez lo tien contao'l propiu Xuan Bello: la recomendación candial y insistente d'Eugénio de Andrade, el poeta portugués, pa que'l creador mozu s'ocupara más de buscar una voz que de dir tres d'un versu feliz. La voz ye lo primero que destaca na obra creativa de Xuan Bello. Acaben de salir dos traducciones del so últimu llibru publicáu n'asturianu, en 2009, Unas poucas cousas guapas. Jordi Raventós traduz al catalán y Adesiara publica Unes quantes coses boniques, mientres que ye José Luis Piquero quien traduz Las cosas que me gustan pa Xordica. Avezáu a lleer a esti autor n'asturianu o n'español de la so propia mano, la publicación agora en castellanu d'esti llibru, nesta traducción brillante y precisa de Piquero, permíteme facer una llectura distinta de lo que propón l'autor. Xuan Bello escribe como naide la llingua asturiana, y ye bien difícil dexar d'atender a les propies palabres, les que remana pa construir unos versos o una prosa nos que se pue alcontrar la esencia de los nuesos clásicos, l'espíritu de los meyores narradores orales y un raigón estéticu que podemos definir como del noroeste peninsular: Portugal, Galicia y Asturies, pero tamién el restu del vieyu reinu lleonés. Como maestru nel usu de la llingua asturiana, la so llectura avanza munches veces condicionada a descubrir los mecanismos del llinguaxe, les ayalgues espresives, les propuestes léxiques novedoses y suculentes, tan aprovechables.

    Les traducciones, la catalana y la española, prescinden como ye lóxico d'esi trabayu llingüísticu n'asturianu; dexen ver más a les clares cómo suena la voz de Xuan Bello, de qué manera'l so arte narrativo nun pierde lo esencial al pasar d'una llingua a otra. Los sos relatos, enllenos de vida, observación y poesía, suelen avanzar de lo xeneral a lo particular, saltando d'un llau a otru de les coses n'aparente desconciertu, un poco a la manera na que se mueve'l pensamientu, por asociación d'idees, hasta que retoma'l filu pa sacar una conclusión cásique nunca zarrada, definitiva, pero que tamién nos trai a nós consuelu. Intelixencia, talentu y perspicacia son les armes principales de Bello, al que nun-y importa traer y llevar d'un llibru pa otru (o de los poemes) les mesmes histories, que va arriqueciendo con matices y variaciones: nestes páxines vuelven salir la pensión Atlântico, Zoilo, Casariego o Cunqueiro, pero esi territoriu que tien la capital en Paniceiros (una construcción intelectual, anque tenga entidá física) va agrandándose y poblando llugares nuevos.

Xuan Bello

     «Un jardín ha de tener un centro secreto sobre el que gira un artefacto de sentido; ese artefacto tiene una función, también secreta: que de él surjan voces distintas empeñadas en definir, contradictoriamente, la intacta esencia del mundo», escribe l'autor nún de los apartaos del llibru, cerca del final, nuna reflesión sobre los xardinos y l'interés que-y despierten. Ta falando, en realidá (dizlo él mesmu), de la poesía. Na obra creativa de Xuan Bello esi centru secretu del que fala na cita que garramos ye la llingua asturiana, a partir de la cual va definiendo, a los sos deleres, la esencia del so mundu. Nun pasa nada si depués cambies la llingua: la esencia caltiénse, la voz sigue sonando, maraviyosa y lúcida, como nestes traducciones al catalán y al español.

[Reseña publicada na Nueva España del 13 de marzu de 2015]

No hay comentarios:

Publicar un comentario