Miraron equí

30 oct. 2015

SEÑALDÁ DE WALDEN

El remediu
Daniel García Granda
Madrid, Ruleta Rusa Ediciones, 2015



     Al cabu de tres años dende la so anterior entrega, l’interesante “Poemes del últimu salvaxe” (2012), el polesu Daniel García Granda regresa a la poesía de nuevu n’asturianu col llibru que fai’l númberu seis, depués de que los cuatro primeros los escribiera en castellanu. “El remediu” del títulu pue ser un nome propiu, el del llugarín del conceyu Nava, o lo que’l diccionariu define como «manera d’iguar un problema». En realidá da la impresión de que se trata de les dos coses a la vez: El Remediu como remediu. La primer sorpresa topámosla al ver que los trenta y nueve poemes del llibru nun lleven el títulu enriba: figura nel índiz que zarra’l volume. ¿Un error d’edición? Terminamos concluyendo que non, que ye la manera de facenos saber que tamos delantre d’un textu unitariu, un llargu poema que l’autor secuencia en trenta y nueve partes de variada extensión y intención.

Daniel García Granda

     El figurativismu vitalista de la entrega anterior, que volvía la vista a una infancia rural lluminosa y memorable, da pasu agora a una poesía más escura, irracionalista en bona parte de los textos, que reflesiona a ráfagues sobre l’absurdu de la sociedá moderna, tecnolóxica y violenta, economicista, frente a la «belleza» que s’aldovina nuna naturaleza que yá nun ye selvaxe, pero na que tovía se pue «coyer aliendu». La cita de Henry David Thoreau al frente del llibru («esperen, mui bien dispuestos, a qu’otros puedan remediar el mal») da una pista de la filosofía qu’impregna la obra. Thoreau (1817-1862), l’agrimensor trescendentalista americanu, autor de “La desobediencia civil” (d’onde sal la cita), pasó dos años viviendo nuna cabaña al pie d’un llagu, esperiencia que-y valió pa escribir “Walden”, un ensayu que defende la vida llibre y selvaxe. Nesa filosofía inspírase García Granda, faciendo del Remediu’l so Walden particular: «Entós vomitó una caleya dende Walden a El Remediu», escribe nun poema, y esi camín que traza dende’l llagu americanu al llugar navetu necesitó dalguna renuncia: «les pantalles apagáronse, encendiéronse / les sebes».

     Pela mesma caleya que llega Thoreau aporta tamién Yeats, la otra gran presencia del llibru. García Granda aprovecha dalgunos versos del irlandés, cambiando Innesfree pol Remediu, pa dar cuenta d’una naturaleza que los dos identifiquen cola llibertá. Sicasí, nun idealiza’l mediu, quiciabes porque sabe topar la guapura na so degradación: «Ta too tan podre y ta too tan / guapo...». Esa atención a la naturaleza nun lu fai desdexar la esmolición social; hai un poema sobre la marcha negra a Madrid de los mineros asturianos (sentíu, pero menos llograo), referencies a los mártires del islam, a la negación del gritu de victoria («bosa, bosa») de los que salten la valla, una escuela en Rafah que visiten los misiles... Tampoco falta la tenrura, como nos poemes dedicaos a Celia. El llibru camina a base de xuegos de palabres y guapes contraposiciones ente lo cotidiano y lo que nos vienden como importante: la bolsa que baxa’l pá enllena de cebolles frente a la bolsa que sube en Tokio, nel poema central del llibru. Yá sabemos lo que nos pasa, el diagnósticu de la sociedá na que vivimos ta fechu: parálisis, cobicia, cobardía, irracionalidá xuncida al xugu. García permítenos escoyer nel remate del llibru: «Agora sólo queda / trancase tres la portiella o salir / a bramar. / Quita-y broza a la valentía. / Dir a buscar ente díes / el remediu».

No hay comentarios:

Publicar un comentario