Miraron equí

3 may. 2016

ROMANOS Y ASTURES SOBRE'L TARRÉN


Las Guerras Astur-Cántabras
Jorge Camino Mayor, Eduardo Peralta Labrador y Jesús Francisco Torres Martínez (Coordinadores)
Oviedo, KRK Ediciones, 2015

Cubierta
     Nun llegaron a nós les principales fontes d'información romanes sobre les Guerres Astur-Cántabres, el llibru 135 y siguientes d'«Ab urbe condita» de Tito Livio y l'autobiografía d'Octavio Augusto, asina que los investigadores lleven sieglos conformándose colos resúmenes que fixeron los historiadores Floro y Dión Casio. Tito Livio, cronista oficial d'Augusto, hubo describir tan puntualmente les campañes del primer emperador romanu que los analistes contemporanios d'él malapenes s'ocupen d'estos fechos. De la importancia que los propios romanos dieron a la pacificación del noroeste peninsular lléguennos ecos lliterarios de primer orde: la oda III 14 d'Horacio fala del victoriosu Augustu que vuelve a Roma depués de dir buscar al últimu requexu d'Hispania'l lloréu que namás se gana cola muerte. Quiciabes pola ausencia d'eses fontes, que podemos suponer riques en detalles, y pol hermetismu de los resúmenes que llegaron, los datos escritos sufrieron la interpretación imaxinativa de quien quería rescatar aquellos episodios históricos de la nueche de los tiempos, colocando nel mapa de los intereses localistes los pocos topónimos que nos dieron los romanos.
     Pal profanu en temes históricos, como ye'l mio casu, nun dexa de resultar llamativu enterase de que namás nestes últimes décades l'arqueoloxía empieza a ocupase con dalgún sistema d'estes guerres, a partir de les investigaciones del territoriu qu'hai en Cantabria ente los ríos Pas y Besaya, que continúa na Carisa asturiana y n'otros sitios pel norte de Palencia y Burgos, aportando mui valioses informaciones aillaes que necesitaben una puesta en común. Ello foi lo que se fixo en Xixón, del 2 al 4 d'ochobre de 2014, nel «Primer Encuentro Arqueológico de las Guerras Astur-Cántabras», del que se publiquen nesti llibru les actes, informando de cómo tán nesti momentu estos estudios sobre'l tarrén, too ello acompañao d'abundantes ilustraciones y mapes que permiten localizar con facilidá la ubicación de los campamentos romanos y observar la magnitú del territoriu (60.000 km2) nel que se desarrollaron estos fechos.
     Depués d'unes páxines d'homenaxe a González Echegaray, Casado Soto y Diego Santos, hai nel llibru una sección qu'estudia la figura d'Octavio Augusto nel so momentu históricu, contextualizando tamién los pueblos ástures y cántabros n'Hispania; un artículu de Ramírez Sábada repasa los intentos d'identificación de los topónimos que dan les fontes romanes. El volume ocúpase de les fortificaciones y asentamientos correspondientes a les guerres cántabres (Cantabria, Palencia y Burgos) per un llau, y a les ástures per otru (Asturies, Lleón y Galicia), atestiguando colos nuevos campamentos  que van apareciendo la intensidá de la intervención romana nel noroeste peninsular. Estos estudios arqueolóxicos confirmen l'avance militar de les lexones de sur a norte a través de cuatro víes d'entrada (l'Escudu, la Carisa, la Mesa y a Corredoira), corroborando de pasu la so importancia, señalada por Xulio Viejo yá en 2003, na configuración del mapa dialectolóxicu, y seguramente del sociocultural, de l'Asturies que llega a los nuesos díes. Quiciabes por eso estes actes, onde se recueye malapenes un niciu de lo que puen dar de sí estos estudios arqueolóxicos, falen de fechos históricos d'un tiempu remotu que, ensin que yá séyamos conscientes, conformaron el nuesu presente como nengún otru.

No hay comentarios:

Publicar un comentario