Miraron equí

9 feb. 2012

UNA REVOLADA CURTIA


La vuelta
David Fernández
I Premiu “FNAC de rellatu en llingua asturiana”
Xixón, Suburbia/FNAC, 2011

     Nestes últimes décades, el cuentu n’asturianu ocupa un llugar de privilexu tanto pola cantidá (frente al escasu númberu que conocemos anterior al Surdimientu) como pola calidá. Pue dicise que ye’l xéneru que meyor ta faciendo’l retratu d’esta sociedá, quiciabes porque la novela tovía nun llogró’l desarrollu que s’esperaba. La variedá de cuentos permite estremar yá xéneros y autores, y dende llueu puen dase nomes de toa solvencia. Ente los cuentistes qu’a min más me presten ta Pablo Antón Marín Estrada, con esi apunte certeru que fai de les cuenques mineres asturianes, o Milio Rodríguez Cueto y la observación atenta del mundu que lu arrodia, nel que siempre atopa un motivu de refexión orixinal. Pero hai munchos más nomes, de Miguel Rojo a Xuan Bello, de Paquita Suárez Coalla a Francisco Álvarez, de Xandru Fernández al mui lliterariu Sánchez Vicente, pasando por Montserrat Garnacho, Carlos Rubiera, Pablo X. Suárez, Xabiero Cayarga, Xulio Viejo, Adolfo Camilo Díaz o Quique Faes, por citar namás los que se me vienen agora a la cabeza.
     Quiciabes por eso, pol importante desarrollu que llogró la narrativa breve asturiana nestos años, la FNAC decidió convocar un premiu de relatu curtiu n’asturianu, una sorprendente y agradable novedá, sobre too teniendo en cuenta que nun fexo la más habitual convocatoria pal castellanu. La idea yera celebrar el décimu aniversariu de la so presencia n’Asturies. El breve cuentu ganador, “La vuelta”, de David Fernández (Candás, 1981), coedítalu con Suburbia Ediciones como llibru. Del ganador conocemos dalgún otru cuentu estimable, pero sobre too un llibru bien interesante, escritu xunto col so hermanu Xurde y ilustráu por Francisco Pimiango, Antón quería ser porteru
     Si tomamos en consideración aquella sentencia puxilística de Cortázar, de que la novela gana por puntos onde’l cuentu tien que ganar por ko, “La vuelta” de Fernández parez un relatu empeñáu en sumar puntinos en vez de buscar golpes directos. Cuenta en primer persona la historia d’un rapaz que quier conocer mundu, y entama’l viaxe de la vida marchando d’Asturies a Barcelona ¡en Talgo! Nun pasa d’esta ciudá, onde topa un trabayu temporal, una pensión na que s’entiende cola ama, dalguna insatisfacción vital, una novia de puticlub cola que casa y a la que maten, buscando darréu la manera de vengase de los asesinos. Si pensamos que too esto ta escrito, con cierto desaliño, n’once páxines, parez que tamos más delantre’l borrador d’una novela negra que d’un cuentu. L’autor pasa cásique de dides sobre’l protagonista, que ye’l filu conductor de la historia, mientres que’l restu de los personaxes entra y sal del relatu ensin dexar malapenes posu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario