Miraron equí

15 ene. 2014

ANIVERSARIU D’UN PASÉU: JOAN VINYOLI

     2014 ye l’añu Vinyoli, cuando se cumplen los 100 años de la so nacencia. Nel númberu 4 de Campo de los Patos traduzo y publico 15 poemes d'esti poeta catalán que m'apasiona, con una breve nota al frente. Un pequeñu homenaxe del que tomo agora pal blog una parte d’esa nota y tres poemes.

Joan Vinyoli (1914-1984)

     Un día mui fríu de primavera, en 1984, cuando él yá publicara Domini màgic y tovía nun saliera d’imprenta’l mio Estoiru, tuvi la suerte de compartir les hores d’una tarde (ente llusques fusques, que diría un falante de mirandés) con Joan Vinyoli. Foi una atopada casual, una vegada qu’acompañé a dellos conocíos a una tertulia lliteraria improvisada que facíen detrás de la Plaça de Lesseps, nel noroeste de l’alta Barcelona. Nuna de les meses d’aquel café sesenteru, forráu d’escái y formica, rescamplaba’l propiu Vinyoli, al que dalgunos saludaben con respetu y distancia. Dalguién comentó que s’escapaba a aquel sitiu pa siguir bebiendo.

     Cuando de parte tarde’l grupu empezó a perder xente, Joan Vinyoli propunxo a los postreros allargar la velada en casa, pero naide aceptó. Yo tampoco nun m’atreví, y cuando la tertulia se desfexo, yá na cai, los nuesos caminos coincidieron un ratu. Yo taba empezando a lleer con atención a Vinyoli, posiblemente’l primer poeta catalán que podía entender na so llingua ensin l’axuda al llau de les traducciones al español, de les qu’hube de sirvime cuando entamé cola poesía de Gabriel Ferrater o la de Salvador Espriu, los mios caminos d’entrada a esa lliteratura, tres o cuatro años enantes. Naquel breve paséu pude presentame a Vinyoli como poeta n’asturianu y contesté un par de preguntes que me fexo sobre’l “bable” y el so desarrollu lliterariu. Cuando los nuesos caminos diben estremase despidímonos y, yá de nueche, quedé un momentu viéndolu marchar, acoxicando, ensin ser consciente nesi instante de qu’en persona aquel poeta yera como la so poesía: ensuchu y áridu, escuru y misteriosu y a la vez claru y comunicativu, reflexivu y intelixente. Ensiguida los escapartes de les llibreríes de Cataluña ofrecíen el nuevu llibru de poemes de Vinyoli, Passeig d’aniversari, y unos meses más tarde, aquel mesmu añu de 1984, quedaba rotu definitivamente’l cordel que lu mantuviera la vida entera xuníu al más acá. Tenía setenta años.


CONTRA LES FONTES

Sé fiel
a les pequeñes coses;
pa ti nun ye volar
sobre’l calláu abisu.
Per esta fráxil ponte
del cantu humilde ensaya
la incierta, nubla sienda
que mena a la otra oriella.

En prau caduques flores,
un rayu de sol breve,
talismanes son yá
que too lo tresfiguren.
Les puertes del poniente
de par en par se t’abren;
per elles, ríu arriba,
contra les fontes entres.

Indescifrables son
los signos qu’iluminen;
pero’l cantar humilde
interprétalos cuótanes.


DALGUIÉN ME LLAMÓ

Yo nun soi más qu’un árbol que s’alloñó del monte,
llamáu por una voz de mar fonda.
Solu, al pie del mar, consagré les mios fueyes a los aires
de tres allá de la oriella.
Los mios raigones nun saben yá afondar na tierra y tener por min,
y pela rama bebo soledá.
Por eso vago siempre
baxo’l silenciu de les constelaciones
d’estes altes nueches de fabulosa riqueza.

Pero de sópitu ilumínense les nueches
con palabres como llapaes,
vuelve la voz, la voz, nocturna siempre, del mar,
llamándome y llamándome tan solo.

Yo tenía los campos, la brasa de la tarde,
pero agora soi oreya y pasu insomnes.


too son preguntes

Too son preguntes
que nunca tienen respuesta.
Tocáu por nun sé qué absurda mano
siéntese un violín:
l’arcu manca, nun cabe dulda d'eso.

Echamos el día nun chigre
onde la xente bebe, onde yo mesmu bebo
p’alloñar munchos áridos pensamientos
que nun tienen nin gota d’importancia.

Pueden facese munchísimes coses
que nada son, partiendo d’un principiu:
too ye agora y nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario