Miraron equí

6 mar. 2014

LA LLUZ DE LA EMOCIÓN


Diafragma
Gemma Gorga / Joan Ramell
Girona, Curbet Edicions, 2013

     En dalgún momentu dexamos que fuera la galbana la que llevara la nuesa relación con Cataluña, a sabiendes de que la pereza ye mala llevadora. Dexamos que s’instalara una rutina d’enfrentamientos y querelles, y nel tiberiu dexamos d’oyenos. ¿Cuántes noticies culturales nos lleguen de Cataluña? Nun me refiero a la macrocultura, esa qu’impulsen les grandes corporaciones y de la que s’ocupen los telediarios porque pa eso-yos paguen, sinón de la cultura del detalle, de l’actividá qu’organiza una llibrería, unos particulares. Nun va tantos años que cantábemos poniendo la cara “al vent” y atopábemos nos poetes catalanes lo mesmo que buscábemos nos españoles: la lluz de la emoción y l’entendemientu.
     Pienso nesto cuando zarro, maraviyáu, un llibru de fotografíes y poemes en catalán, Diafragma. Ye la colaboración que lleven a cabu Gemma Gorga, poeta, y Joan Ramell, fotógrafu. De Ramell (Almenar, 1957) nada sabía desgraciadamente hasta esti llibru. De Gemma Gorga (Barcelona, 1968) yá traducí al asturianu dellos poemes y considérola (coincidiendo cola crítica) una de les autores más personales y interesantes de la poesía catalana actual. Francesc Parcerisas definió bien la so obra: profundidá de la experiencia, riqueza insólita nes sos imáxenes, y una voz aceda, “dispuesta a superar con amarga ironía cualquier adversidá”.
     Poques veces se consigue, nuna colaboración como la que ponen en marcha estos dos artistes dende’l campu de la poesía y de la fotografía, un vínculu tan fuerte nel resultáu final. Ye verdá que podríemos lleer los poemes per un llau y ver les semeyes per otru, y que caduna d’estes aportaciones tendría valor nella mesma, pero perderíemos lo que sumen xuntes, la capacidá de compenetración que llograron los autores de manera que cada doble páxina (los poemes nes pares, les fotografíes nes impares) nos regala la intensidá d’un instante dende dos llinguaxes distintos, dende la palabra y dende la imaxe. El méritu ye que nin los poemes glosen lo que se retrata, nin les semeyes ilustren lo que se nos cuenta. Conflúin nuna mesma idea llegando per caminos estremaos. Quiciabes, amás del talentu d’entrambos los dos, el secretu d’esti llibru tea na minuciosa elaboración que necesitó. Al final del volume podemos lleer una parte de la correspondencia que cruciaron ente’l 2009 y el 2012, na que nos van esbillando cómo empieza’l proxectu, cómo crez y cómo consiguen “que seya’l llibru mesmu’l que diga y s’explique”.

     D’ente les decenes de páxines conmovedores que nos ufierta esti Diafragma, garramos una, cásique al azar. “Xarra d’agua y restos de la xinta” se titula la propuesta de Ramell na qu’una xarra de vidru amediada y un platu establecen la llende ente un mantel pintureru al que-y da’l sol y el restu del cuartu en negra solombra. Na páxina d’enfrente Gorga apunta: “La lluz cai / per un furacu // y sedientos los cuerpos tráguenlo / hasta illuminase”. Yá lo dixe: la lluz de la emoción, lo que nos reconcilia con esa parte de nós mesmos que se llama cultura catalana, que se llama Cataluña.

No hay comentarios:

Publicar un comentario