Miraron equí

11 may. 2012

DE LES COSES DEL MUNDU I Y II

LOS GALANES DEL ENSAYU

De les coses del mundu (I)
Ignaciu Llope
Prólogos d’Amelia Valcárcel y Xandru Fernández
Xixón, Suburbia, 2011

     Parez que ye tiempu de parar y facer balance. Dalgunes editoriales, ensin dexar d’ofrecer novedaes, vienen rescatando obres agotaes, publicaes pelos años ochenta. Pa un llector mozu igual tien interés aprucir a estos textos, siempre fundacionales; pa los que los lleímos “en vivu” (como se diz agora), volver a ellos permítenos redescubrilos. Ye’l casu de la obra que se reedita agora, el primer volume de De les coses del mundu, qu’Ignaciu Llope publicara nuna fecha tan emblemática como 1989: taba lleldando la caída de la muria de Berlín. Aquel llibrín, un cartafueyu atarraquitáu d’artículos onde Llope, cola razón que da’l convencimientu y con pasión, repasaba les esmoliciones que lu ocupaben entós (y a les que sigue dando vueltes: hai nesta edición artículos acabante escribir) y que yeren comunes a los que vivíamos aquellos tiempos. Agora sal el primeru de los dos volúmenes que conformen esta recuperación. Ye un tomu dividíu en dos secciones; na primera recuéyense trabayos de temática local, sobre Cuideiru (onde rescampla a veces lo lírico), y na segunda ye lo céltico lo que tien el protagonismu, igual lo político, lo histórico que lo musical, conformando’l nucleu principal d’esta obra: los primeros pasos (los galanes, que diría mio güela) del ensayu n’asturianu.
     Con bon criteriu, esta nueva edición, ampliada, recupera’l prólogu que daquella fixera la filósofa y feminista Amelia Valcárcel, añadiendo otru nuevu de Xandru Fernández. Son estos dos prólogos los qu’evidencien de qué manera pasó’l tiempu nestes dos décades, cambiando la perspectiva ensembre. Valcárcel, qu’escribe un textu críticu col sistema, entama xustificando les dificultaes de “Conceyu Bable” (el grupu al qu’ella pertenecía desque se punxera en marcha) pa facer ensayu n’asturianu. Diz: “L’ensayu, puesto que necesita una llingua yá dotada de capacidá d’abstracción, malamente podía facese na llingua minorizada y ruralizada que llegara dica nós”. Depués añadía otra condición necesaria pal brotu ensayísticu: “Pa que l’ensayu exista tien que tener públicu”. Lo curioso ye que naquellos años, posiblemente, un ensayu n’asturianu llegara a más xente que güei, anque agora esi públicu receptor, más pequeñu, seya a conformar de verdá una cultura n’asturianu.
     El prólogu de Xandru Fernández ta escritu yá dende dientro d’un sistema cultural asturianu. Ye un textu que mira esa cultura dende’l conocimientu universal: de cómo ye, de cómo somos (señala los llogros, apunta les carencies), de qué sitiu ocupa en mundu’l pensamientu de Llope. Sobre la cultura, dicía Amelia Valcárcel: “Hai qu’embarcase a faela esconsonar. Hai qu’atrevese a navegar per ella”. Ye lo que fai l’autor d’esti llibru. A Ignaciu Llope, como diz el prologuista, “tocó-y una dómina más avezada al fragmentu qu’al sistema, más querenciosa del artículu que del tratáu”. Llope sabe saca-y partíu.


SENTÍU COMÚN

De les coses del mundu (II)
Ignaciu Llope
Prólogos d’Amelia Valcárcel y Xandru Fernández
Xixón, Suburbia, 2012

     Nun sé si acierta la editorial volviendo a publicar los prólogos d’Amelia Valcárcel y Xandru Fernández que yá figuraben al frente del primer tomu d’esta obra. Si a esos prólogos añadimos un diseñu similar, la impresión que recibe’l potencial comprador ye de que yá tuvo nes manes esti llibru, De les coses del mundu II. Basta abrilu y entrar en materia pa dase cuenta de les interesantes novedaes que trai esti segundu tomu, dividíu en tres partes.

     Na primera, “De rebus republicæ”, recueye l’autor ocho textos breves sobre asuntos varios, dende los estudios universitarios a una breve historia médica de la pelagra, pasando pola política o la identidá cultural. Ehí tán dalgunos de los primeros escritos d’esti médicu psiquiatra y escritor, al empar qu’activista cultural y políticu, nos que yá marca una llinia de pensamientu que, arriquecida, llega hasta güei: compromisu social, axitación cultural y coherencia. Nun tien Ignaciu Llope (Cuideiru, 1961) nengún interés en demostrar que ta a la última moda ensayística. Cásique sorprende comprobar que nun cita niuna vez Slavoj Žižek; si lo precisa, Llope busca afitar en Gramsci o Barthes (ente otros) les sos idees, lo que yá nos pon na pista de per ónde caminen les sos argumentaciones. Y permite comprobar que nun importa tanto la escuela de la que se parte como la razón o la capacidá d’análisis y reflesión que se vuelca sobre l’obxetu d’estudiu.
     Na segunda parte del llibru, “Scriptorium”, dedicada al oficiu de les lletres, queda bien claro esto que venimos diciendo, sobre manera nel artículu que se titula “L’orde del discursu”, un mui interesante, agudu y completu “averamientu al ensayu n’asturianu”. Básta-y a Llope llendar y ordenar una materia qu’hasta esi entós se mostraba ente nós caótica pa que comprobemos qué bien encaxen na clasificación del ensayu que propón esos diálogos políticos que nos lleguen en versu pero que nun son poesía, o los sermones, los artículos de costumes o los diarios...
     Y si esti escritu sobre l’ensayu n’asturianu xustificaría él solu la edición d’esti segundu tomu de De les coses del mundu, la parte final del llibru ye posible que mereciera una edición exenta. “Limes/Marca Asturicensis” repasa en tres artículos imprescindibles l’estáu de la cuestión del gallegu-asturianu, dende l’esencialismu galleguista a los excesos asturianistes, pa terminar afondando na idea de que la “fala” d’esi territoriu forma parte del diasistema galaico-portugués (y non del gallegu o del asturianu) al tiempu que los falantes se sienten d’Asturies. Pa quien conoza aquella realidá pue parecer una conclusión nada innovadora, pero hai que-y agradecer al autor la claridá y sensatez coles que s’enfrenta a un asuntu polémicu. Non siempre’l sentíu común, del qu’Ignaciu Llope usa n’abundancia, ye nestos casos el más común de los sentíos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario