Miraron equí

14 may. 2013

PROPÓSITU Y MÉTODU


Asturcones. Treinta y un poetas de Asturias
Introducción de David de San Andrés
Madrid, Canalla, 2012


     Hai cásique tantos tipos d’antoloxíes poétiques como posibles antólogos: les de grupu, les de tendencia, les territoriales, les llingüístiques, les de los amigos, les que se fain contra dalguién... Pue dicise qu’esta que nos ocupa ye territorial (poetes d’Asturies), pero a diferencia de la mayoría de les que se “perpetren”, como dicía’l clásicu, nun ye nada común alcontrar una antoloxía na que naide se responsabiliza de la selección de los qu’aparecen nella. Asina, Asturcones nació de l’alcuentru que mantuvieron nuna llibrería de Xixón los editores de Canalla, editorial madrileña, y los poetes asturianos David de San Andrés y Ignacio Pidal Montes. La busca d’autores (según cuenta David de San Andrés nel breve prólogu), consistió en pidir a poetes de toa condición ocho poemes pa que los editores escoyeran cuatro. Doi fe de que foi asina, porque yo mesmu recibí un corréu electrónicu cola solicitú; guardélu curiosamente pa volver a él n’otru momentu que yá nun hubo. Respondieron trenta y un autores, n’asturianu y castellanu, que se publiquen ordenaos alfabéticamente.
     La virtú de les antoloxíes ta na variedá, asina que ye raro alcontrar una na que nun se tope dalgo interesante, bien porque te refresque nomes de los que diba tiempu que nun sabíes nada, porque te confirme’l bon nivel creativu de xente conocío o porque te ponga delantre d’autores de los que nun sabíes nada. Nesta antoloxía hai obra de poetes a los que vengo siguiendo d’hai munchos años, y que tán ente los que considero interesantes: José Luis Argüelles, Jordi Doce, Pelayo Fueyo o Miguel Rojo ente los veteranos, y Pablo Texón, Pablo X. Suárez, Rubén d’Areñes y Sofía Castañón ente los más nuevos. De dalgunos otros de los qu’aparecen conozo más otres facetes que la propiamente creativa, como ye’l casu de Marcos Canteli, Jorge Espina, Roxana Popelka, Pidal Montes o del propiu De San Andrés. Pero l’antoloxía trai tamién unos cuantos nomes desconocíos, colo que cumple ún de los valores qu’ha tener: descubrir mundos. Asina ye como tenemos oportunidá de lleer los versos de Rosario Hernández Catalán, Catarina Valdés, Lara Ríos o Sibisse Rodríguez.
     Vuelvo a dicilo, nun ye difícil alcontrar daqué d’interés en cualquier antoloxía, pero lo que s’espera d’esi tipu de llibros ye propósitu y métodu. Les dos coses parecen faltar n’Asturcones, que termina siendo una oportunidá mal aprovechada de dar a conocer fuera d’Asturies la poesía que se ta escribiendo nesta tierra nes últimes décades. Ye lloable la intención qu’apunta David de San Andrés de “abarcar el mayor número posible de registros poéticos”, pero disparar en toles direcciones y esperar a ver quién cai nun ye la meyor manera de rematar la xera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario