Miraron equí

31 may. 2013

UN PUZZLE BIEN ARMÁU


Espankin
Adolfo Camilo Díaz
Xixón, Suburbia Ediciones, 2012

Espankin

     Beatriz del Rivero, la protagonista y narradora d’Espankin, la última novela d’Adolfo Camilo Díaz, ye fotógrafa aficionada y profesora nun colexu d’élite. Ta casada, tien un fíu, y sospecha que l’home tuvo una aventura con una muyer que se fai llamar “Camparina”. La vida complícase-y cuando saca a los sos alumnos a esparcer un día soleyeru, ensin los preceptivos permisos de la dirección. Llévalos hasta les ruines d’un castiellu cola mala suerte de qu’una nena, Blanca, cai dende lo más alto sobre la baranda que zarra’l recintu y los que la acompañen ven sorprendíos y asustaos cómo s’estampa y cómo la vida escapa de la nena adulces. Ocurre xusto nel mesmu sitiu nel que’l padre de Beatriz, munchos años atrás, sufrió un accidente fatal. L’arranque de la novela, un primer capítulu tan redondu que podía funcionar como un cuentu en sí mesmu, atrapa al llector inmediatamente, dexándose llevar depués pol oficiu narrativu d’un autor, Adolfo Camilo Díaz, que manexa sobradamente la construcción de personaxes y situaciones, pero que sabe sobre too imponer un ritmu trepidante, de manera que ye difícil posponer la llectura una y bones s’empieza.
     Depués d’esa arrincada la trama complícase y l’autor va poniendo sobre’l tableru les pieces sueltes d’un puzzle complicáu. L’accidente, ensin dexar de tener importancia, pasa a un segundu planu. Beatriz ta sola en casa, porque l’home y el fíu anden de caza lloñe, incomunicaos, cuando descubre unes sorprendentes y comprometedores fotos de conteníu sexual qu’ella protagoniza faciendo “spanking” (l’espankin que da títulu al llibru, el xuegu sexual que consiste en dar azotes). Nelles sal con dos homes que nun conoz, y tien el convencimientu de que tán trucaes cola intención de face-y xantaxe. Tirando del filu d’eses semeyes llega hasta un puticlub de mala muerte, La Lluna, yá peslláu, onde descubre qu’hai meses alcontraron los cadabres de dos homes torturaos, un crime ensin resolver. Al final, Adolfo Camilo Díaz encaxa rápidamente toles pieces del puzzle y descubrimos que la vida aburguesada y n’apariencia regalada de Beatriz del Rivero escuende traiciones doloroses y secretos inconfesables, que se remonten a los abusos que sufrió na infancia.
     Adolfo Camilo Díaz (Caborana, 1963) demuestra nesta novela (y van yá...) que ye un narrador de gran fuercia creativa, de variaos recursos estilísticos, y que manexa’l ritmu con maestría usando los diálogos como elementu vertebrador de l’acción. Tien una enorme capacidá pa sorprender al llector con histories de xéneru, pa les qu’aprovecha tolos elementos que puen a la so mano la sociedá actual, entamando por un llinguaxe desmitificador, urbanu y modernu. Espankin sal a la cai col cuñu de novela negra, que lo ye, pero tamién podía llevar la etiqueta de novela psicolóxica. En definitiva, tamos delantre d’una obra entretenida y bien estructurada que pue facer les delicies de cualquier tipu llector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario