Miraron equí

26 may. 2013

SERES HUMANOS


Homes
J. A. Marinas
IV Premiu “Alfonso Iglesias” de Cómic
Uviéu, Trabe/Gobiernu del Principáu d’Asturies, 2013
 
Cubierta d’Homes
     La primer impresión que causa l’últimu premiu “Alfonso Iglesias” de cómic n’asturianu nun pue ser meyor: un álbum a tou color, encuadernáu en tapa, que cuenta n’espléndides viñetes la historia del mundu, dende l’españíu inicial del universu, cuando “nun esistía un res”, hasta l’aparición del ser humanu na tierra y el relatu de la so llucha por sobrevivir, ensin salir de la prehistoria, cuando cazaba p’alimentase o lu cazaben pa sirvir d’alimentu. Pente medies asistimos a la formación del planeta Tierra y de los continentes, vemos cómo apruz la vida na agua, cómo avanza per tierra, la conquista del planeta pelos dinosaurios y la so desaparición por mor de los meteoritos. Nesta parte l’autor del cómic, según señala na páxina inicial d’agradecimientos, fai un homenaxe a les teoríes enunciaes por Walter Álvarez en 1967, un xeólogu norteamericanu, nietu de médicu asturianu, que “brania anguaño en Salas”, según nos diz Marinas, anque seya “poco conocíu n’Asturies”.
     Nesta obra Javier Marinas cambia radicalmente la manera de ilustrar que-y conocíamos, optando por facelo asistíu por ordenador, con un resultáu realista espectacular nes imáxenes de la formación del universu o na recreación de los animales que poblaben la Tierra y que yá s’estinguieron. La técnica empleada permite llograr verdaderes “fotografíes” de dinosaurios o del tigre dientes de sable que, na parte final de l’aventura, persigue implacable a los humanos. La primer impresión negativa d’esta entrega ye descubrir la sorpresa engañosa que supón el títulu, Homes, a estes altures del nuesu tiempu: al enfrentase al llibru parez que se va a vivir una historia protagonizada por paisanos. Al terminalu, la conclusión que se saca ye que fai referencia al ser humanu, a la odisea por sobrevivir de los homes y de les muyeres xuntos y non solo d’una parte de la humanidá.
     Con too, la parte menos prestosa de l’aventura ilustrada que nos propón Javier Marinas, tan espectacular a primer vista, ye la duplicación de dibuxos que rescampla pel llibru a poco quien llee siga con atención el desarrollu de les viñetes. A veces esa repetición consiste n’usar partes (el grupu humanu, por exemplu) que s’inserten en paisaxes distintos, o n’invertir un animal (de mirar pa la esquierda nun dibuxu pasa a mirar pa la derecha n’otru, pero resulta claro que ye la mesma ilustración). N’otres ocasiones una parte d’una viñeta vuelve a vese n’otra, o la figura estírase o aplástase informáticamente, y repítese de manera mui evidente en distintes páxines y a vegaes na mesma: salta a la vista que na última viñeta del llibru’l grupu humanu ta compuestu con un mesmu dibuxu. ¿Y qué pinta na páxina 36 un dibuxu (l’únicu) que, coles gafes aparentes, pue vese en 3D? En descubriendo’l trucu, la bona impresión que causa’l llibru cuando-y das el primer vistazu queda notablemente rebaxada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario