Miraron equí

29 may. 2014

HOMENAXE A JOAN VINYOLI

     2014 sigue siendo l'añu del centenariu de Joan Vinyoli, sucediéndose los homenaxes en Catalunya. Quiero agora sumame sacando al blog un poema qu'abre'l mio llibru Tierra adientro, publicáu en 2007 como parte de La mirada aliella. L'anécdota qu'hai detrás cuéntola nesti mesmu Estoiru (cincar ehí), cuando traduzo dellos poemes del catalán al asturianu.

Joan Vinyoli

POÉTICA

«Vivo equí cerquina. Podéis venir,
tengo bebida», propunxo Vinyoli
y nada contestemos. Apuremos
los vasos y tamién otres preguntes,
cualquier pretextu pa siguir ellí.
Mientres la nueche espallaba migayes
del hibiernu nos sos costazos vieyos,
eses palabres cómplices urdíen
el tapiz maraviosu d’un enigma.
Fiximos xuntos dél camín de vuelta.

Sí, aquello foi bien míu: Joan Vinyoli,
la convidada que nunca atendiemos,
la so mano fría que se despide
y me tiende, la caltengo un instante
y la dexo marchar.
                                    Agora vuelve.

Equí queda Vinyoli, nes palabres,
dominiu máxicu pa una existencia,
la mía, dispuesta a siguir los pasos

de la suya pela páxina en blanco.


POÉTICA

“Vivo cerca de aquí, podéis venir,
tengo bebida”, dijo Joan Vinyoli
y no le respondimos. Apuramos
los vasos y también otras preguntas,
cualquier pretexto para no movernos.
Mientras la noche esparcía migajas
del invierno sobre sus hombros viejos,
nuestras palabras cómplices tramaban
el tapiz asombroso de un enigma.
Volvimos juntos parte del camino.

Imborrable recuerdo: Joan Vinyoli,
aquella invitación que no atendimos,
su gélida mano que se despide
y me tiende, que retengo un instante
y la dejo marcharse.
                             Ahora vuelve.

Vinyoli habita aquí, en las palabras,
dominio mágico para una vida,
la mía, dispuesta a seguir los pasos
de la suya por la página en blanco.

(Orixinal asturianu y traducción española d'Antón García)

No hay comentarios:

Publicar un comentario