Miraron equí

26 may. 2014

UN POEMA DE HENRI COLE


Henri Cole
(Fukuoka, Xapón, 1956)

ACEITE Y ACERU

Mio padre vivía nun mausoléu zabu,
miraba un televisor en blancu y negru,
lleía la Enciclopedia Británica
que-y prestaba más que la Ficción Moderna.
La hepatitis mató, ún a ún, los sos schnauzer,
menos el qu’acordó nel so cadabre,
que toparon con un Bushmills na mano.
“Lo muerto, muerto ta”, diría, antipredicador.
Apié una camisa a cuadros del roperu
y un poco aceite de motor: la herencia.
Una vez vi llorando delantre un tribunal
–xostrón, desatendíu– a esi home que nunca
m’afalagó muncho, pero que me dio’l remediu

pa la soledá que bien de veces me foi útil.

(Versión asturiana d'Antón García)

2 comentarios:

  1. Una versión muy interesante, que me ha hecho detenerme en cada verso hasta reconocerlo como un viejo sabor familiar

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Eduardo. Un abrazo bien cordial.

    ResponderEliminar