Miraron equí

21 ene. 2012

DESCONTANDO LOS VERSOS DE LA VIDA

La quema
Vanessa Gutiérrez
(Edición bilingüe, traducción de l’autora)
Gijón, Trea, 2011

     Vanessa Gutiérrez (Urbiés, 1980) publica n’español dos llibros complementarios. D’un llau La cama (2011), editáu n’asturianu en 2008, col que parecía zarrar los ámbitos que dibuxara nos dos llibros de poesía iniciales, Onde seca l’agua (2003) y La danza de la yedra (2004). La cama ye una obra escrita en prosa, más cerca de la poesía que de la narrativa, na que munchos elementos cotidianos (a partir del mueble del títulu), los amigos o la familia se convierten en símbolos necesarios sobre los que construir la lliteraria delicadeza dolorida de l’autora.
     L’otru llibru, La quema, ye una antoloxía na que se condensen aquellos dos llibros de poesía xunto con otros poemes dispersos. Gutiérrez pon asina orde na so obra inicial, la que va dende 1996 a 2006 (de los dieciséis a los ventiséis años, por tanto), faciendo llimpieza. Nesta «quema» cain abondos textos del primer llibru, los más narrativos, pa conformar una recopilación esixente y sobria, de tonu meditativu, na que l’autora fai recuentu emocional más atenta al fondu del poema qu’al artificiu formal.
     Nun se pue dicir que seya una la manera d’entender la poesía de Gutiérrez nos diez años qu’abarca esta recopilación. Nos textos más antiguos pue vese una esmolición por interpretar el mundu, por alcontrar acomodu nél y saber cuál ye’l sitiu que-y toca ocupar. Gutiérrez busca na tradición familiar les agarraderes pa entender el presente y pa ello rebusca na memoria, la lliteraria y la de les muyeres de casa, les claves que conformen el so tiempu. Munches veces lo qu’alcuentra ye orfandá, ausencies, cuartos vacíos, cases abandonaes... Sabe qu’esa memoria recuerre un llargu camín (mui asturianu) que baxa del monte a la ciudá, un senderu yá poco transitáu y que se va poblando d’artos y olvidos, onde’l miedu ye una presencia constante, unes veces al pesu de la desmemoria, otres a la incertidume.
     Los poemes más recientes escarben nel interior de l’autora indagando la manera esencial de recomponese como muyer y como poeta, contraponiendo les idees de perda y salvación. La poesía de Vanessa Gutiérrez, de llinia clara, nun ta exenta d’hermetismu, de veladures, como si necesitara correr una cortina pudorosa sobre la evocación del deséu o del desamor: “Impúdica dignidá esta costume / de descontase en versos” confiesa nún de los últimos poemes. Reflexiva, melancónica y existencial, esta obra restrexa nel dolor humanu mientres intenta poner orde nel lluviellu de la vida. A través d’ella podemos alvertir los repuelgos que dexa’l pasáu y les mancadures del presente, al mesmu tiempu que conxura pa nós les presentíes ruines del futuru. Dende la desolación, La quema nun dexa de ser un imperiosu y espléndidu exerciciu de vida.
(Publicao en «Cultura», La Nueva España, el 19-1-12)

No hay comentarios:

Publicar un comentario