Miraron equí

8 mar. 2012

CUARENTA BALONES

Una mirada al fútbol femeninu n’Asturies 

    Nun sería mui difícil facer la historia del fútbol femeninu n’Asturies. Guapamente, la mayor parte de les protagonistes ye posible que tovía puedan facer el relatu de les sos experiencies, y a través d’él reconstruir los primeros pasos d’un deporte que se va abriendo pasu na sociedá. De más p’atrás de 1957 nun tenemos  nengún datu, nin oral nin escritu, que fale de muyeres xugando al fútbol n’Asturies. Nesi añu sábese que nel llugar de Les Pieces, na Felguera, les solteres y les casaes xugaron el típicu partíu de les fiestes. Asina, el nome de Les Pieces sal siempre a relucir cuando se fala de los inicios del fútbol femeninu n’Asturies, col so equipu fundáu por Aladino García.

British Ladies Football Club, 1895


Nettie Honeyball
     De toles maneres, cuesta creer que n’Asturies, enantes de 1957, nun hubiera muyeres que sintieren la inquietú de dar pataes a un balón y que llograren organizar dalgún tipu d’alcuentru. Quiciabes non na inmediata posguerra, onde’l papel de la muyer quedó relegáu a un segundu planu social, pero ye posible que si s’escarbara na década de los años venti y trenta salieren exemplos aislaos de fútbol femeninu. A fin de cuentes, yá ye un deporte centenariu. El primer partíu xugóse n’Escocia en 1892, y ta aceptao que’l primer club integráu por muyeres ye’l British Ladies Football Club, fundáu en 1895 en Londres por una muyer de la que namás se conoz el nome y unes semeyes, Nettie Honeyball. Posiblemente se llamara en realidá Janetta Honeyball y trabayara de caxera nuna tienda, pero la so vida ye un misteriu, como si tuviera necesidá d’ocultar la identidá. La presidenta del club foi una viaxera y feminista, aristocrática bastante conocida, Florence Dixie. Cuando Honeyball sal a la prensa en 1894 llanzando la propuesta de formar un club de fútbol de muyeres, tien les idees mui clares: diz que ta al llau de la emancipación de la muyer, y qu’espera con interés que les muyeres puedan sentase nel Parlamentu británicu y tener voz na organización de los asuntos que-yos afecten. Pero aquel proxectu nun cuayó, anque llegó a xugar dellos partíos llevantando una enorme curiosidá. A primeros del sieglu XX la Federación inglesa prohibió la práctica de fútbol femeninu nos campos que dependíen d’ella. ¿Motivos? Machismu disfrazáu d’asuntos varios, como razones culturales y hasta médiques. N’efectu, apareció una curiosa corriente pretendidamente científica que refugaba la práctica del fútbol femeninu argumentando razones fisiolóxiques, como que’l cuerpu de la muyer nun taba preparáu pa los esfuerzos físicos que riquía’l balompié.

 L'Infiestu, 1969
Llanes, 1971










     D’esi mesmu parecer yera’l doctor Marañón, dalgo asina como’l pensamientu médicu de referencia nel franquismu. Na posguerra, la Sección Femenina de la Falanxe promovió, amás de la cocina y les llabores de casa, la ximnasia y deportes “suaves”, pero non el fútbol; una idea que llega cásique hasta los nuesos díes. Va ser la iniciativa personal de les muyeres a les que-yos prestaba xugar la que vaya faciendo nacer per Asturies dalgunos equipos femeninos. Yá falamos de Les Pieces de La Felguera, al que-y cabe l’honor de ser el primeru que llegó a tener cierta continuidá. Otros nomes que suenen, a partir de los años setenta, son Les Amazones de La Güeria, en Samartín del Rei Aurelio; Les Sirenes de Lluanco, Camises IKE de Xixón, Les Perles Negres de Carbayín, Las Salvajes de Barreo, el Villabona de Llanera, el Peña Villa de Riaño, el Fondo de Valliniello, Les Olímpiques de Figareo... pero tamién hubo equipos de muyeres en Candás, Serín, Brañes, Lugo de Llanera, La Vega, Llanes, L’Infiestu y quién sabe cuántos sitios más. Na mayor parte de los casos estos equipos namás podíen xugar nes fiestes de los pueblos, como un espectáculu más de les romeríes de prau, una singularidá. Una vez al añu podía facese una excepción a la norma escrita de que’l fútbol yera cosa d’homes y permitir que’l fútbol de muyeres sirviera d’entretenimientu festivu.
     Nos años ochenta empieza a cambiar el panorama. D’un llau, cada vegada hai más moces que vencen la inercia social y deciden xugar al fútbol. D’otru, la sociedá española ponse d’alcuerdu na idea de modernizar España, dientro d’una corriente d’europeización, que pasa tamién pel deporte femeninu. N’Europa, nesi tiempu, hai países que tienen una estructura de fútbol femeninu organizada dende la base, dende’l deporte escolar: Alemania, Suecia, Italia, Dinamarca... Son les naciones que cuenten, les que ganen la Copa d’Europa o los mundiales, campeonatos que nun tienen un recorríu mui llargu. Por exemplu, hasta 1971 la UEFA tenía prohibío a les federaciones nacionales organizar el fútbol femeninu. La primer copa del mundu celebróse en China en 1991 y nun entró nos xuegos olímpicos hasta 1996, güei pela mañana como quien diz nun deporte yá centenariu. Sicasí, nesos años finales del sieglu XX, España sigue moviéndose nel voluntarismu de les xugadores y de los sos familiares, afrellándose contra unes estructures federatives heredaes del vieyu réxime, que nun tienen munchu interés en que’l fútbol femeninu creza. A pesar d’ello, nel 82, la Federación convoca’l primer tornéu femeninu oficial d’Asturies.

Más de 30 años del Oviedo Moderno

Una formación histórica del Oviedo Moderno
     Si l’equipu Les Pieces de Llangréu foi la referencia nos inicios del fútbol femeninu n’Asturies (desaparez en 1986), l’Oviedo Moderno lleva más de tres décades d’historia. En 2010 celebró los sos primeros trenta años, y féxolo, ente más coses, cola edición del llibru del periodista Sergio Fuente Requejo, Rompiendo barreras: Historia del Oviedo Moderno C. F. Un llibru densu, minuciosu, enllenu d’anécdotes humanes que reflexen mui bien lo que foi’l difícil día a día d’un club de fútbol femeninu y que resulta imprescindible pa facer la historia del fútbol que practiquen les muyeres n’Asturies. A través d’esi llibru enterámonos de que l’Oviedo Moderno se funda nun pub, como si d’un clásicu británicu se tratara, llamándose de primeres México-La Corredoria, porque’l bar yera’l México y taba na Corredoria, el popular barriu d’Uviéu. Esi honor fundacional correspuende a Ana Lacalle y Luis Miguel Cienfuegos. A lo llargo de la so historia tuvo otros nomes (Tradehi, Peña Azul Oviedo...), dependiendo de patrocinadores o circunstancies.
Cubierta del llibru
de Sergio Fuente
     L’Oviedo Moderno, l’equipu más representativu d’Asturies, conoció toles etapes del fútbol femeninu. Empezó siendo de los que competía nes fiestes de prau (el primer partíu xugólu nes de La Corredoria, el 24 de xunu de 1980). Na temporada 82-83 federóse xugando la primer liga rexonal; nel 87 subió a la Primer División Nacional y per primer vez a la d’Honor na temporada 89-90. Na actualidá lidera’l so grupu de Segunda División, colo que ye posible que vuelva a xugar, la temporada que vien, en Primera.
     A lo llargo d’esos trenta años de vida deportiva fueron munches les xugadores que vistieron la camiseta del club y que fixeron historia. Quiciabes la figura más destacable fuera María Antonia Is, Toña, una defensa que taba nel primer partíu de 1980 y qu’hasta la so retirada en 1998 llogró un palmarés envidiable: amás de subir col so equipu de siempre a la máxima categoría, foi trenta y tres veces internacional cola selección española absoluta, cola que consiguió la fazaña, tovía non igualada, de quedar tercera na Copa d’Europa de Suecia de 1997. Depués siguió vinculada al club como entrenadora de les benxamines. Tamién fueron internacionales absolutes xugadores como Montse Tomé, Merce, Sita, Montse Sirgo, Laura Chamorro, Irene del Río, Maru, Peque..., dalgunes yá retiraes de la práctica del fútbol, otres n’activu y con munchos años de recorríu per delantre.

Oviedo Moderno, 2011-2012
     L’Oviedo Moderno (OM) ye la referencia asturiana na máxima categoría del fútbol femeninu español. Pero quiciabes el mayor valor del club seya la so escuela, fundada pola actual presidenta, Beatriz Álvarez Mesa, y por Montse Tomé enantes de qu’esta fichara pol Levante. Cada selmana, decenes de rapacines de toles categoríes, de benxamines a xuveniles, alcuentren nes instalaciones deportives del Díaz Vega, na Corredoria, un sitiu onde practicar y deprender a xugar al fútbol. D’esa cantera, por exemplu, salió tol equipu de la U. D. Llanera qu’actualmente llucha por mantenese na Segunda División, cola media d’edá más baxa de la categoría. Técnicamente’l fútbol femeninu nun tien nada qu’envidiar al fútbol masculinu. Agora mesmu’l fútbol que xueguen les muyeres ye más de toque y equipu, de pase al pie y buscando los espacios, que de patadón, fuerza física o xugada individual. La diferencia suel venir dada pol rodaxe nos primeros años: cuando s’incorporen a un club, los críos lleven munchos años de patiu o cai dándo-y al balón. Alcontrar sitiu nesos patios, o na cai, a les críes suel costa-yos más.

U. D. Llanera, 2011-2012
     Al fútbol femeninu asturianu en xeneral quéda-y namás una etapa por cubrir, un horizonte que tovía nun s’acolumbra cerca: el de la profesionalización. Nun se trata tanto de poder realizar grandes fichaxes como de poder retener a les xugadores asturianes que destaquen y qu’agora namás ven dalguna viabilidá económica na práctica del fútbol marchando a equipos de Madrid o del Mediterraneu. Munches dexen de xugar por incompatibilidá laboral.
        Cuenta Sergio Fuente nel so llibru sobre l’Oviedo Moderno una anécdota de los años ochenta qu’igual nun perdió, llamentablemente, actualidá.  Una bona xugadora lleonesa, Priscila Gutiérrez, Pris, xugaba nel equipu Guillén Lafuerza y Pedro Rodríguez, históricu presidente de lo que depués sería l’Oviedo Moderno, quería fichala. Un día presentóse nel campu del Guillén pa ver a Rodri, el presidente del Guillén, con cuarenta balones nel coche pa ofrecé-ylos a cambiu de la ficha de la delantera. De xuru que yera una fortuna, pero daquella nun lo consiguió: Pris valía más. Lo que pasaba ye que, literalmente, nun había dineru que pagara’l trespasu de la xugadora. Poco más o menos, igual qu’agora nel fútbol femeninu asturianu.

Un momentu del primer partíu
que xugó’l British Ladies Football Club, en 1895
Acción d’Irene del Río (Ille), del Oviedo Moderno,
meyor xugadora española pela banda esquierda



No hay comentarios:

Publicar un comentario