Miraron equí

16 abr. 2012

ANOTACIONES D’EVA GONZÁLEZ


Pequena enciclopedia de nós
Eva González
León, Club Xeitu, 2011

     Ye fácil imaxinar a Eva González (Palacios del Sil, 1918-2007) componiendo a ratos perdíos esta obra, la so Pequena enciclopedia de nós, cuando-y llegaba a la cabeza un términu escondíu nel requexu del olvidu o del desusu. Nun voi ocultar agora la mio pasión por esti tipu de llibros que tantes veces cuestionen los profesionales de la filoloxía, más atentos al métodu de trabayu qu’al conteníu. Eva González va apuntando les palabres que conoz, sabedora de que munches d’elles viven nel remate del so tiempu, y anota al llau, n’español (como vio siempre, per otra parte) lo qu’esi términu significa pa ella. Con esti sistema tan cenciellu, seguramente imperfectu, pero vital pa la cultura asturiana, vamos recomponiendo’l mapa de les nueses palabres, comprobando, como yá dixe n’otru momentu, la unidá de la llingua si nun nos dexamos engañar polos soníos estremaos. Xuntura, por ciertu, que nun conoz llendes alministratives, como demuestra’l fechu de qu’esti llibru recueya léxicu lleonés qu’identificamos ensiguida como propiu dende Asturies.
     Esta “pequena enciclopedia” (nun se diz, pero hai qu’imaxinar que’l títulu del llibru ye un aciertu de los editores del material), ofrézsenos dividida n’ocho estaxes, siguiendo nelles el métodu de recoyer vocabulariu diferencial, el que nun coincide col de la llingua española que l’autora tamién conoz. Asina, na primera de les partes, “Nomes de persona”, anota Eva González aquellos que tienen una particularidá fonética frente al castellanu, pero nun ta, por exemplu, el propiu nome d’ella. Lo mesmo alcontramos nel “Vocabulariu” y nel restu de les partes del llibru que traten del léxicu (“Vocabularios temáticos”, “Espresiones ya frases feitas”), colo que quien quiera facese una idea a través d’esti llibru de cómo se falaba nel Altu Sil, na segunda mitá del sieglu XX, va tener una visión parcial, diferencial. Pero a cambiu, l’atención que presta l’autora a esa manera de falar arriquez el léxicu de la llingua con prestosos exemplos, como esi “antigual” qu’Eva González define como equivalente a “al revés”. El llibru complétase col “Reflaneiru”, “Cusitsinas”, “Cousas d’etnografía” y “Cantares”, estos dividíos temáticamente, rematando la serie con unes guapes lletres de la propia autora.
     Paga la pena reseñar la confluencia que se da nesti llibru, cuento que per primer vez nesta lliteratura, d’una saga familiar, porque la edición d’estos materiales cuerre al cargu del fíu y de la nieta de l’autora. Nada vamos dicir de la sólida traxectoria de Roberto González-Quevedo, pero sí convién destacar la presencia d’Irma González-Quevedo, xoven escritora qu’empieza a dase a conocer, prudentemente (quiciabes pese la solombra allargada de la tradición familiar), con poemes o cuentos premiaos en dellos concursos. Fíu y nieta son los responsables de compilar y ordenar los papeles dispersos onde la güela, Eva González, dexó anotaes les particularidaes d’aquel mundu que tan bien supo tresmitinos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario