Miraron equí

17 dic. 2011

SOBRE’L RIXU Y OTROS CUENTOS


Azurriángamelamelonga (segunda edición)
Xuan Xosé Sánchez Vicente
Uviéu, Trabe, 2011

     Ediciones Trabe, qu’en 2012 cumple los venti años d’existencia, celebra que la so colección “Incla interior” de narrativa llega a los 100 númberos publicando’l tercer llibru de cuentos de Sánchez Vicente, nel que se recueyen once histories y unes notes finales baxo’l llamativu títulu d’Azurriángamelamelonga (segunda edición). Si atendemos a la llingua qu’utiliza l’autor podemos sacar en conclusión que son relatos escritos en distintes époques, quiciabes a partir yá de 1990, cuando aparez Lluna llena, l’anterior llibru de cuentos que publicara. Si esos distintos tiempos d’escritura pue que se noten nel léxicu (cada época, y más n’asturianu, tien les sos modes llingüístiques), la voz de Sánchez Vicente suena clara y recia en toles histories, demostrando ser un magníficu observador de lo cotidiano. Nun sabríamos dicir, sicasí, si’l títulu ye mui acertáu, anque nun se-y pue negar nin la eufonía nin la capacidá d’individualizar el productu.
     Otra vuelta tamos delantre del narrador intelixente y minuciosu que yá conocíemos, que manexa a la perfección los tiempos del contador d’histories. Cuando recrea la tradición oral, el cuentu cuerre rápidu hacia’l desenllaz (“A la redondiella”, “Meruxis aprucientibus”, “Dende un puntu de vista bien llevantáu”...). Nos otros ye más evidente l’oficiu narrativu de Sánchez Vicente, la riqueza descriptiva, l’aciertu na construcción d’unos personaxes y situaciones variaos (de l’heroísmu del tontu del pueblu a l’acusación d’acosu a un profesor universitariu, de la manera en que la política ta presente nes nueses vides a la comprobación de cuánto se parez la seta Amanita phalloides a la minga, ente otros). El narrador, divertíu y coñón, camina nesta colección ente l’erotismu y el sexu explícitu, mui a menudu con descripciones detallistes y un vocabulariu mui ricu y expresivu.
     El cuentu que se titula “Mamuth” destaca del conxuntu pola so singularidá. Ye un textu que recrea con aciertu la vida de los pobladores antiguos del territoriu qu’habitamos güei y que tien como protagonista al pintor de la cueva del Pindal, contándonos la suerte de quien dibuxó’l corazón de la “elefanta namorada”, que diría María Josefa Canellada.
     Sánchez Vicente da una vuelta más al llibru, presentándolu, nun xuegu lliterariu, como la segunda edición d’una obra editada enantes por González Llanes, personaxe d’ún de los cuentos, qu’agora lleva nueves notes d’otru de los personaxes del mesmu cuentu, Naves Portela. D’ello enterámonos al lleer les notes finales, colo que necesitaríamos facer una segunda llectura p’apreciar les implicaciones textuales que se dean, por exemplu, nel cuentu “El sabor de les palabres / Divines palabres”. Quiciabis una nota al empiezu del llibru, poniendo n’antecedentes al llector, arriqueciera una llectura que resulta, polo demás, deliciosa y instructiva.
(Publicao en «Cultura», La Nueva España, el 15-XII-2011)


No hay comentarios:

Publicar un comentario